Noticias del Agro

Vinos anotan sus retornos más elevados desde, al menos, 2007

Vinos anotan sus retornos más elevados desde, al menos, 2007

09 de noviembre de 2017

Según cifras del Banco Central, en el período enero-octubre los envíos de vino embotellado tuvieron retornos por US$ 1.346 millones FOB. Así, las exportaciones de este producto anotaron sus más altos montos en embarques desde, al menos, 2007. Esta cantidad se tradujo en un alza de 6,1% en valor respecto de los primeros 10 meses de 2016, transformándose en la mayor variación desde 2011.

El presidente de Vinos de Chile, Mario Pablo Silva, sostuvo que esperaban mantener este ritmo para el cierre del año. Sin embargo, el líder gremial fue cauto en su pronóstico. "Considerando que este sector es influenciado por factores externos -como variaciones en los costos y precio del dólar-, nos mantenemos atentos a lo que pueda ocurrir, esperando, por supuesto, que se mantengan estas cifras de crecimiento".

Al considerar solo octubre de este año, en el décimo mes se generaron retornos por US$ 162 millones FOB, lo que significó un alza de 16,3% respecto del año pasado. Este fue también el mejor mes desde mayo del año pasado y el mejor octubre desde 2013. De acuerdo con Silva, "entre los destinos que explican el alza en las exportaciones de vino embotellado durante el año, destaca el importante crecimiento de China y Brasil, que acumulan aumentos por sobre los dos dígitos". También destacó que es interesante "el incremento que vienen mostrando en 12 meses las exportaciones de vinos por sobre los US$ 60 por caja, pues dentro de la estrategia del sector está el perseverar en vinos premium ".

En cuanto al granel, entre enero y octubre hubo retornos por US$ 307 millones FOB, lo que significó un alza de 21% en comparación con igual lapso del año pasado. Así, en montos exportados el vino a granel marcó su mejor enero-octubre desde 2013. Si se considera solo octubre, los envíos sumaron US$ 37 millones FOB, con una variación anual de 22,9% en relación con el mismo mes del año pasado. Según Silva, "el alza se explica por el aumento del precio, motivado por la escasez producto de un verano caluroso y la menor producción mundial, que ha hecho más escasa la oferta". Agregó que "más allá de la contingencia, es positivo constatar que el trabajo conjunto de largo plazo por posicionar la imagen del vino chileno estaría rindiendo frutos".

Fuente: El Mercurio