Noticias del Agro

Viñateros piden revisar plan de apoyo estatal

Viñateros piden revisar plan de apoyo estatal

07 de octubre de 2017

La Asociación Gremial Viñateros del Itata Prouva -con sus organizaciones adheridas- en conjunto con la Asociación Gremial de Viñateros de Yumbel convocaron a la celebración de la segunda reunión de la Mesa Regional del Vino del presente año, para este viernes en San Nicolás.

inia-vinoaustralLa instancia es encabezada por el seremi de Agricultura, y participan en ella entidades gubernamentales como Indap, FIA, INIA, Corfo y Sernatur, además de las distintas organizaciones de productores de uva de la Región del Bío Bío.

Según José Álvarez, presidente de Prouva, la convocatoria tiene por objetivo abordar temas de preocupación de los productores que califican como “urgentes”, como la crisis del sector derivada de las pérdidas productivas registradas en la pasada temporada, así como evaluar el impacto y el estado de avance del plan de desarrollo vitivinícola del Itata, que ha sido precisamante uno de los compromisos adquiridos por el Gobierno en citas anteriores de la Mesa del Vino.

Álvarez también mencionó la importancia de ampliar la cobertura de instrumentos de fomento para la agregación de valor a la uva, como la vinificación; y por otra parte, la necesidad de mejorar la fiscalización y reglamentación de la industria, en áreas como la libre competencia, la adición de agua al vino, la vinificación de desechos de uva de mesa y el etiquetado.

Sin embargo, desde la Seremi de Agricultura comentaron que hay problemas de agenda para la fecha propuesta, y que pedirán reprogramar la reunión. Según indicaron, dado que la Mesa del Vino es presidida por el seremi, de concretarse la cita el viernes, no sería una reunión oficial de la instancia.

Fuentes del sector aseguran que los problemas de comunicación entre algunos dirigentes viñateros con la autoridad no son un tema nuevo, donde la relación tampoco ha estado exenta de desencuentros.

 

Temas urgentes

La presidenta de la Coalición Interregional de Viñateros, Yenny Llanos, de Portezuelo, ha sido una de las caras visibles de los esfuerzos de los pequeños productores por acceder a apoyo estatal, pero particularmente, en la denuncia contra las grandes viñas del país, que son poderes compradores de uva del Itata, a las que acusó de infracciones a la libre competencia, como el abuso de posición dominante, la que fue recogida por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que abrió una investigación a fines de 2015, y que en junio de este año resolvió cerrarla y no presentar cargos por falta de antecedentes.

La dirigenta manifestó que es urgente abordar algunos temas de fomento, por lo que esperan concretar la cita este viernes. “Así fue acordado con los demás dirigentes. Nosotros necesitamos urgente abordar estos temas y no podemos dilatar, porque si los concursos para equipamiento no salen ahora en octubre, las organizaciones nuevamente no tendremos cómo vinificar. El año pasado nos prometieron esto, pero no ha pasado nada. Estamos molestos y decepcionados por la falta de seriedad y responsabilidad de la autoridad”.

 

Respecto a los avances del Plan de desarrollo vitivinícola, Llanos afirmó que solicitaron vía Transparencia “el detalle de lo gastado de los 6.300 millones de pesos comprometidos por la autoridad, porque con excepción de Quillón, Coelemu y Portezuelo, a las demás organizaciones comunales no les ha llegado ni un bidón plástico para vinificar, a pesar de que eso fue comprometido el 30 de diciembre”.

La profesional recordó que la tienda de vinos comprometida por Indap para comenzar a funcionar en marzo de este año en Chillán, tampoco se ha concretado. “Para qué hablar de regulación y fiscalización, nos enteramos vía Transparencia que Chile no está controlando la concentración de agua en los vinos”.

Asimismo, lamentó que “muchos productores no tienen cómo comprar insumos para seguir, e Indap tampoco está dando créditos”, y que “no se ha hecho nada con los oficios que envió la FNE a Odepa, al SAG y al Ministerio de Agricultura, por las anomalías sectoriales detectadas en la investigación relacionadas con la adición de agua, el etiquetado, la vinificación de uva de mesa, formación de mercado y transparencia en la fijación de los precios de la uva”.

Fuente: La Discusión