Noticias del Agro

Una buena disponibilidad de agua hoy no garantiza abundancia

Una buena disponibilidad de agua hoy no garantiza abundancia

02 de diciembre de 2017

Cautelosos son los regantes Maule, aunque avizoran un buen año de precipitaciones, el mensaje es a continuar con los niveles máximos de ahorro.

Un panorama prometedor con respecto al caudal de los ríos y de los embalses, es el que proyecta la Asociación de Regantes del Maule para el 2018. A pesar del uso de los niveles de reserva de la Laguna del Maule, se espera mantener la tendencia natural de aumento de las precipitaciones para los años venideros.

Felipe Olivares, asesor técnico de la Junta de Vigilancia del Río Maule, dio cuenta en la Asamblea Extraordinaria desarrollada el pasado 30 de noviembre, del balance durante 2017, el cual fue positivo para el riego.

“Este fue un año mejor que el anterior, hemos tenido caudales de primavera mucho mejores que el año pasado, pero la segunda parte de la temporada se hace con aportes desde la Laguna del Maule, que es un embalse de cabecera donde hay derechos fiscales consagrados para riego y derechos de generación para una proporción menor”, explicó.

El objetivo precisamente de la reunión fue dar cuenta y analizar cuáles serían los mejores usos para esos recursos fiscales, donde los usuarios son los regantes quienes les proponen al Estado ciertas formas de uso.

“Esta es la particularidad de nuestra zona -agregó- donde se obtiene agua desde el río como también de las reservas de la Laguna del Maule, que requiere de un buen uso para contar con agua para los años de bajas precipitaciones”.

El presidente de la asociación de regantes, José Manuel Silva, indicó por su parte que una cosa es cuánta agua se dispone y otra es la demanda que exista cada año. “Y ésta es la idea -señaló- transmitir información los más real posible de lo que fue la temporada y de los meses más duros para riego que vienen ahora con el verano”.

“Este año hay una sensación de abundancia general de aguas, sin embargo, siempre está presente la condición deficitaria de la Laguna del Maule”, insistió Silva, afirmando y animando a sus pares a que, si bien el río ha tenido abundante agua, “ha significado que a contar de octubre usáramos los ahorros y efectivamente se hizo y fue una buena estrategia ahorrar”.

“Ahora en el mes de diciembre los ríos deberían caer en su caudal, por lo tanto, el mensaje es realizar el nivel máximo de ahorro en esta fecha”, puntualizó.

Cabe señalar que la principal reserva acuífera del Maule requiere de al menos cuatros años de precipitaciones sobre lo normal para poder llegar al 100% de su capacidad.

Fuente: Terramarket.cl