Noticias del Agro

Tendencias del mercado del vino europeo para el 2030

Tendencias del mercado del vino europeo para el 2030

23 de enero de 2018

La Comisión Europea, a través de la Dirección de Agricultura y Desarrollo Rural en colaboración con el Joint Research Centre, ha publicado sus proyecciones de cara al año 2030.

Las proyecciones en ésta oportunidad incluye al vino, además de analizar brevemente la situación actual del sector, se plantean las siguientes hipótesis que pueden condicionar la evolución en el medio y largo plazo la industria del vino:

1.- Estabilidad en el consumo: Pese a los síntomas de cierta recuperación puntual en algunos países, se producirá en general un descenso moderado del consumo per cápita en Europa en torno a una media de 25 litros por persona y año en 2030 que, sin embargo, unidos al aumento de la población, supondrá una gran estabilidad en el consumo de vino en Europa.

2.- Caída en el consumo de destilados de vino, vinagre y vermut: Aunque el consumo de vino se mantendrá relativamente estable, la caída será algo mayor de los denominados “otros usos”, incluyendo destilaciones y producción de vinagre y vermut.

3.- Las exportaciones seguirán siendo un buen negocio: Las exportaciones de vino a países de fuera de europa seguirán en aumento. Europa exportará a países terceros un 1,7% anual más, hasta alcanzar los 27 millones de hectolitros.

Las exportaciones estarán lideradas por una mayor demanda de vinos embotellados, tanto tranquilos como espumosos, que llegaran a representar el 71% y el 13% respectivamente del total de las exportaciones en 2030, frente al descenso relativo del vino a granel que pasara del 17% al 13% en este periodo.

4.- Se arrancará una parte importante del viñedo europeo: Se espera que se mantenga la reducción paulatina del viñedo en Europa pero a un ritmo menor que en el pasado (‐0,7% anual hasta el 2030 frente al ‐1% de los años anteriores), por arranque importante de viñedo no compensado por las nuevas plantaciones, que se realizaran mayoritariamente bajo la protección de alguna indicación geográfica.

5.- Aumentará la producción de uva: Pese a que el viñedo europeo será de menor superficie, se esperan mayores rendimientos medios (a ritmo del 0,5% anual hasta los 57,6 hl/ha en 2030). Existirá mayor concentración de producciones en zonas más productivas y pese a las limitaciones de rendimientos en indicaciones geográficas.

6.- Caerá la producción de vino: El aumento de rendimientos del viñedo no se cree que pueda compensar suficientemente la perdida de viñedo por lo que se prevé que la producción global europea mantenga su ligera caída del 0,2% de media anual (más suave que la del período 23005‐15 que fue del ‐0,5%) hasta 2030.

7.- Europa comprará más vino a granel: Las importaciones se espera que crezcan más ligeramente que las exportaciones (0,8% anual) y que en ellas cobren mayor protagonismo las realizadas a granel, que podrían alcanzar el 70% del total frente al 63% actual.

Vinetur.com