Noticias del Agro

Qué esperar para la próxima temporada de cítricos chilenos

Qué esperar para la próxima temporada de cítricos chilenos

06 de febrero de 2018

Las condiciones climáticas que se han registrado en Chile podrían afectar la calidad de los cítricos si no se controlan correctamente algunos factores hasta la época de cosecha.

Para conocer cómo podría desarrollarse la próxima temporada de cítricos en Chile, Portalfruticola.com conversó con Julio Cornejo, asesor en citricultura, quien explicó que existe una acumulación térmica menor que en años anteriores debido que se han registrado temperaturas más bajas, lo que podría incidir en la calidad de los cítricos si estos no son bien manejados.

El asesor explicó que, a raíz de una primavera más fría hay una menor acumulación de grados día en la temporada, lo que en términos prácticos se traduce en una menor tasa de crecimiento, y agregó que “la tasa de crecimiento ha sido un poco más compleja que en otros años, el crecimiento inicial de la fruta fue más lento y recién a mediados del verano se retomó una tasa de crecimiento normal”.

En esa misma línea, Cornejo sostuvo que “otra implicancia de contar con menor acumulación térmica, y sobre todo si el otoño sigue este patrón, es que habrá menor acumulación de azúcar, por lo que frutos cítricos como naranjas y mandarinas podrían tener grados brix algo menores que el año pasado”. Cabe mencionar que la temperatura también es el principal factor que influye en la degradación de la acidez en frutos.

El asesor en citricultura agregó que “además, cuando existe menor acumulación de azúcares, sacarosa en la cáscara específicamente, se tiende a retrasar la toma de color, especialmente en zonas con mayor influencia costera”. Asimismo, indicó que “probablemente los limones no se vayan a ver tan afectados”.

Sin embargo, Cornejo aseguró que estos factores se pueden minimizar dependiendo de los manejos que se realicen hasta antes de la cosecha: “Si yo me preocupo de regar adecuadamente, de no sobre fertilizar, un adecuado uso de reguladores de crecimiento y mantener una buena luminosidad al interior del árbol a través de poda, lo más probable que estas condiciones climáticas particulares no afecten a los frutos. Por otra parte también tenemos la experiencia en el uso de bioestimulantes para mejorar el metabolismo de la planta y el color de los frutos”.

En cuanto a la producción, Cornejo señala que “puntualmente en algunas zonas con climas más costeros y fríos se ha visto afectada la cuaja y es esperable no tener incrementos en la producción debido a las condiciones climáticas de menores temperaturas. Esta situación no se nota en zonas de la cuarta y quinta región, además de la metropolitana, solamente en los lugares más fríos”.

Por otra parte, el asesor comentó que este año debería registrarse un aumento en la producción de mandarinas, la cual debería ser de entre un 20% y un 30% más que en la temporada anterior.

En cuanto al inicio de la temporada de exportación, se espera que los limones comiencen a mediados de abril, las clementinas a fines de abril, las naranjas entre fines de mayo y principios de junio y finalmente W. Murcott debería partir a fines de julio”, sostuvo Cornejo.

Fuente: Portalfrutícola.com