Noticias del Agro

Presidente de Fedefruta aclara impacto de las granizadas ante Comisión de Agricultura del Senado

Presidente de Fedefruta aclara impacto de las granizadas ante Comisión de Agricultura del Senado

12 de diciembre de 2018

Para precisar la cifras de daños de los fruticultores afectados por la granizada de noviembre, y poner énfasis en asistir financiera y técnicamente a los productores medianos que "son los que más desprotegidos quedan frente a estos problemas", Fedefruta acudió a la Comisión de Agricultura del Senado, con el fin de poner el foco de las acciones que permitan ayudar a los productores con sus huertos dañados, y recuperar las hectáreas cuyas cosechas futuras están comprometidas. 

"Estimamos que hay alrededor de 200 millones de dólares en pérdidas y nuestra base de cálculo es muy sencilla", dijo el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, en una sesión que contó con autoridades del Ministerio de Agricultura encabezadas por el titular de la cartera Antonio Walker, el Intendente de O’Higgins Juan Manuel Masferrer, los alcaldes de Codegua y Graneros (comunas de la denominada zona roja), y pequeños agricultores afectados: 

"La cosecha actual se perdió en un 100% en algunas localidades como Codegua y Graneros, pero lo que más nos preocupa es que también se hipotecó la cosecha futura, por la intensidad y el tamaño de la 'piedra', este granizo tipo 'argentino' que cayó en sectores mucho más amplios y que nunca habíamos visto antes en nuestra fruticultura, golpeando la fruta y destruyendo infraestructura de huertos, hojas, ramas y árboles". 

El fenómeno climático ocurrió el 12 de noviembre pasado, cuando el estado fenológico de la cosecha directa era muy susceptible a verse dañado. "La granizada nos pilló con las cerezas tempranas en plena cosecha, y en otras como las peras y las manzanas, que estaban en etapa de raleo. O sea, fue el peor momento en que nos pudo haber caído granizo", aseguró.

REALES EFECTOS 

Entre las zonas golpeadas por la granizada, el presidente de Fedefruta también se detuvo en el impacto entre Linares hasta Los Ángeles. "Allí se ha comentado de daños en arándanos, pero asociados nuestros allá tienen manzanos y han perdido un 60, 80 por ciento de su producción", dijo a los senadores Carmen Gloria Aravena, Juan Castro Prieto, Felipe Harboe, Ximena Rincón, Alvaro Elizalde y Alejandro García-Huidobro. Esto, agregando y precisando que también que hubo daños en carozos, perales y kiwis. "Así, el daño es bastante más grande de lo que ha hablado en esta sesión", enfatizó Valenzuela. 

 


El timonel del gremio precisó que, a nivel global, el efecto en cuanto volumen de fruta quizás no sea significativo, a causa de otras zonas cereceras no afectadas que empezarán a entrar en producción esta temporada. "A nosotros sin embargo nos preocupa el impacto particular de los productores afectados, con varios que perdieron el cien por ciento de sus hectáreas, y ese es el foco al que debe apuntar realmente la discusión". 

En palabras de Valenzuela, hubo huertos de uva mesa desplomados, "que se encontraban en una transformación a programas genéticos caros, que los productores estaban invirtiendo para responder a las exigencias de los mercados", dijo. "Hubo quienes perdieron el 90 por ciento de esa inversión, las parras se cayeron, hay que recuperarlas y la próxima temporada para ellos no será normal".  Por ello, el presidente de Fedefruta destacó el plan del Minagri sobre generar una mesa de trabajo y ayudar, con asesores técnicos, en la recuperación de los huertos afectados vuelvan a ser productivos tras la granizada. "Hay que intervenir en términos técnicos y creemos que ahí hay que poner el foco".

AYUDA AL PRODUCTOR MEDIANO

"La preocupación mayor de Fedefruta, en esta emergencia, es el productor mediano", enfatizó Valenzuela a la presidenta de la Comisión de Agricultura del Senado, Carmen Gloria Aravena. "Un fruticultor que tiene entre 20, 30, 50, 60 hectáreas, que queda tremendamente desprotegido frente a este problema. Él es el que está con créditos del banco, el que tendrá que salir que hablar con la banca, explicar, pedir y negociar. Ahí es cuando el productor se empieza a complicar". 

Y el presidente de Fedefruta agregó: "Quiero que la mesa sepa que el productor mediano es el que hace la fuerza exportadora del país, no los grandes. Los mediados son la infantería en la producción frutícola de Chile, y frente a estos desastres ellos son los que terminan más desamparados, se deben entender con la banca y negociar cada uno por su parte para tratar de salir adelante". En ese sentido, Valenzuela solicitó al Ministerio de Agricultura colocar mayor atención en ese tipo de fruticultor, en herramientas de financiamiento que vayan en ayuda de este segmento.  

"Hemos estado hablando paralelamente con la banca, para buscar algún mecanismo, algún crédito a través de BancoEstado o los mismos bancos comerciales, y vean alguna forma de ayudar con créditos más blandos, con años de gracia, si en un huerto frutícola, entre el tercer o cuarto año uno recién empieza a ver fruta", comentó el dirigente gremial una vez terminada la sesión. "Tenemos una reunión con la Asociación de Bancos (ABIF) para explicarles la situación. Aquí nadie está pidiendo un favor, si es un negocio al final. Nosotros vamos a pagar nuestras deudas y los créditos".

Fuente: Fedefruta