Noticias del Agro

Ex dueños de Undurraga invierten en energía solar y turismo para viña Koyle

Ex dueños de Undurraga invierten en energía solar y turismo para viña Koyle

20 de noviembre de 2017

Diez años han transcurrido desde que la familia Undurraga, cuya tradición vitivinícola data desde 1885 en el país, fundó Viña Koyle. Tras desprenderse de Viña Undurraga en 2006, Alfonso Undurraga y sus hijos Alfonso, Max y Cristóbal decidieron poner sus fichas en un predio de cerca de 1.100 hectáreas, de las cuales hay 80 plantadas, ubicado en el sector de Los Lingues, pleno Valle de Colchagua. Gran parte del terreno está plantado con variedades cabernet sauvingon y carménère .

En entrevista con “El Mercurio”, el gerente general de la compañía y miembro de su familia controladora, Cristóbal Undurraga, destacó que desde 2009 decidieron iniciar el proceso de transición desde una viña convencional a una empresa orgánica y biodinámica. “Fue una idea mía que propuse a mi papá y hermanos. José Guilisasti, de Viña Emiliana, con gran generosidad, nos terminó de convencer con todo su conocimiento sobre ese tipo de agricultura y fue pieza clave en el inicio de este proyecto”, afirmó.

Hoy la compañía busca consolidarse en los vinos de alta gama y sus esfuerzos han dado resultados. El precio promedio que tenía la caja de vino de nueve litros en 2007 era de US$ 40. Hoy se encuentra en torno a los US$ 65, mientras que el precio promedio nacional ronda los US$ 28 por caja. “Como estrategia internacional, es esencial identificar y reforzar zonas vitivinícolas específicas, como el Valle de Colchagua y otras. Además de potenciar el terroir , apoya el turismo regional y local”, destacó Undurraga, quien también es director de la Asociación de Viñas de Colchagua. Agregó que “hoy destaca más un vino por el valle donde se produce versus su país de origen. Lo más relevante es la diferenciación. Solo de ese modo podremos elevar la imagen de nuestros vinos, su precio y salir de la venta de los vinos buenos, bonitos y baratos”.

Inversiones ad portas

El gerente general profundizó sobre el plan de inversiones de Koyle a 2020, al que destinarán un monto aproximado de US$ 2,5 millones. Detalló que US$ 750 mil irán a la plantación de nuevas hectáreas, tecnología solar y construcción de tranques para acumular agua destinada al riego. Otros US$ 800 mil se dispondrán para optimizar el trabajo en bodega. Por ejemplo, se adquirirán seleccionadoras digitales para uva, fudres de roble francés y huevos de cemento importados desde Borgoña. En tanto, para el área turística de la firma y el desarrollo rural se asignarán US$ 200 mil.

En cuanto al posicionamiento en los mercados asiáticos, americanos y europeos, Koyle asignará US$ 200 mil de sus inversiones. En orden de relevancia, los principales mercados para la compañía son Bélgica, Inglaterra, Brasil, Hong Kong, Chile y Holanda. La importancia por este último país refleja el legado de Viña Undurraga, donde esta última es el exportador número uno de vinos desde Chile.

Consultado sobre los efectos del Brexit en el mercado británico, Undurraga afirmó que “lo que deben hacer las viñas es especializarse. Chile prácticamente no existe en Gran Bretaña si hablamos de vinos de alta calidad”. También indicó que se debe poner mayor foco en los llamados países nórdicos.

Hoy, Koyle vende en torno a US$ 3,2 millones al año, recibe a cerca de 1.200 turistas anualmente y comercializa cerca del 25% de la uva cosechada a otras firmas.

US$ 65 por caja es el precio  promedio que hoy tienen los vinos de Koyle. En Chile, el precio promedio ronda los US$ 28 por caja de 12 botellas.

10 son los años de funcionamiento que tiene Koyle. La tradición vitivinícola de los Undurraga en Chile data de 1885.

​80 son las hectáreas  que Koyle tiene plantadas en Los Lingues. El plan hacia 2020 es crecer hasta las 92 hectáreas.

Fuente: El Mercurio