Noticias del Agro

Ensayo confirma alza en rindes de arroz por uso de encalado

Ensayo confirma alza en rindes de arroz por uso de encalado

28 de noviembre de 2017

Ensayo en predio ubicado en Retiro, logrando elevar el pH del suelo y reducir los niveles de hierro, aluminio y manganeso, lo que favoreció un aumento de 28% en los rendimientos.

Un aumento de 28% en los rendimientos de los cultivos de arroz gracias al encalado de los suelos se observó en un ensayo realizado en el fundo El Almendro (comuna de Retiro, Región del Maule), predio que siembra  la mayor superficie de arroz a nivel nacional (1.000 hectáreas), y además, es referente a nivel nacional en el cultivo, manejo y producción de arroz, según reveló Rodrigo Jerez, ingeniero agrónomo.

El encalado (incorporación de cal agrícola al suelo) es una antigua práctica que en Chile fue introducida en los años 80 para reducir los niveles de acidez y fundamentalmente la presencia de aluminio intercambiable en los suelos volcánicos del Sur, sin embargo, Jerez sostuvo que de acuerdo a lo observado en la zona centro-sur y los resultados obtenidos en los ensayos, “puede ser una buena y económica solución a problemas de exceso de hierro, manganeso y aluminio”.

El pH determina la disponibilidad de nutrientes y elementos tóxicos en el suelo, por lo que en suelos ácidos es necesario regular la acidez previo a la siembra.

“El encalado en los suelos arroceros en Ñuble es una práctica medianamente frecuente entre los productores, aunque cada año es mayor, ya que son los que trabajan con análisis de suelo periódicos y llevan un control de sus niveles de fertilidad y disponibilidad de nutrientes”, añadió.

Los cultivos de arroz en Chile se concentran en el Maule y en Ñuble (San Carlos y Ñiquén). Para la temporada 2017-2018 se estima una superficie total de 24.800 hectáreas, de las cuales 4.200 están en Ñuble.

“Tanto en San Carlos como en Ñiquén existen sectores con suelos pesados (altos contenidos de arcilla), de drenaje lento, con pHs fuertemente a moderadamente ácidos”, precisó.

El Ensayo

El ensayo fue realizado el 11 de octubre de 2016 y la siembra el 7 de noviembre (variedad Zafiro INIA) con dosis de 140 kg de semilla por hectárea a 1-1,5 centímetros de profundidad.

Jerez recordó que la idea nació como respuesta a una inquietud del fundo El Almendro, por lo que el 2015 se tomaron muestras de suelo en el predio, las que arrojaron pH cercanos a 5, muy cerca del pH crítico de este cultivo, por lo que se sugirió aplicar dosis de una tonelada de cal /hectárea, lo que significó un incremento en el rendimiento en cerca de 12 quintales métricos por hectárea.

Luego, en 2016 se ofreció realizar un ensayo cuyas principales conclusiones fueron: que la dosis de encalado elevaron el pH del suelo (poder tampón del suelo), incrementaron el rendimiento del arroz en un 28%, redujeron los niveles de aluminio, manganeso y hierro en el suelo, y a nivel foliar de hierro y manganeso.

En ese sentido, el profesional afirmó que el aumento de los rendimientos es atribuible a la disminución de las concentraciones de estos metales, principalmente de hierro.

Fuente: El Agro