Noticias del Agro

Directorio de Iansa decide cerrar la planta de Linares

Directorio de Iansa decide cerrar la planta de Linares

26 de julio de 2018

La empresa tomó esta determinación tras considerar los diversos factores que afectan a la industria del azúcar desde hace años.

Tras una maratónica reunión de más de seis horas, finalmente el directorio de Iansa -controlada por la firma inglesa ED&F Man- aprobó cerrar la planta de Linares.

La firma aseguró que mantendrá su funcionamiento hasta los primeros días de agosto "para lo cual diseñó un plan de cierre gradual, que será comunicado personalmente a los trabajadores afectados".
 
"Como plan de apoyo a los agricultores de Talca y Linares que tengan contrato vigente o lo suscriban para la temporada 2018-2019, la empresa se comprometió a financiar el 50% del costo extra que significará trasladar la remolacha a la planta de San Carlos", explicó Iansa.
 

"Comprendemos y lamentamos profundamente los efectos que esta decisión tiene para nuestros trabajadores y agricultores remolacheros del Maule, zona con la que tenemos un estrecho vínculo histórico", expresó la compañía en un comunicado.

 
La empresa añadió que "todos hemos sido testigos de la progresiva baja de hectáreas sembradas año a año, y conocemos de cerca la realidad del negocio azucarero. En el contexto actual, no es razonable seguir operando tres plantas".
 
De esta manera, Iansa confirmó que concentrará la producción de remolacha en sus centros de Los Ángeles y San Carlos.
 
El directorio tomó esta determinación "considerando los diversos factores que están afectando a la industria -entre los que se cuentan la baja sostenida en el precio internacional del azúcar y la importante reducción de la superficie de remolacha sembrada en el país-, además de la convicción de que se trata de una medida muy difícil pero necesaria para seguir asegurando la sostenibilidad de Iansa en el largo plazo".
 
 
La decisión mantenía expectante a los agricultores de remolacha y de los trabajadores de la azucarera, que desde la madrugada mantenían una vigilia en las
afueras de la planta maulina.

Justo antes de que la decisión se hiciera pública, los trabajadores de Iansa de Linares se tomaron la planta, en medio de la incertidumbre que generaba la larga espera, en busca de respuestas.
 
Fuente: Emol